• Shoppolar México

UNA ACTITUD POSITIVA APORTA GRANDES BENEFICIOS EN EL DEPORTE Y EN LA VIDA

Tan importante como el entrenamiento de fuerza o de resistencia, es el trabajo mental. Es un hecho probado que una buena higiene mental influye en nuestro rendimiento deportivo, pudiendo incidir en los resultados hasta el 90% en el caso de la competición.



Por lo tanto, podemos afirmar que no sólo de entrenamiento físico vive el deportista. Unos hábitos saludables incluyen también el dedicarle tiempo a amueblar nuestra cabeza y fortalecer la misma mediante el pensamiento positivo.


Muchas veces dejamos de realizar cosas porque no nos consideramos preparados. Incluso, a veces, dejamos de intentarlo solo porque alguien en algún momento de nuestras vidas nos dijo que no valíamos. En la mayoría de los casos, no es cuestión de APTITUD sino de ACTITUD. El resto podemos trabajarlo.



CUESTIÓN DE ACTITUD


Aunque no lo creas, a pesar de apasionarme el running, también a mí salir a entrenar es algo que me supone esfuerzo ¿De dónde saco las fuerzas? Quizá me hayas escuchado decir eso de “No pienses, corre”, pues sí, este lema es reflejo de mi actitud, actitud positiva, que me mantiene en una constante recarga de mis depósitos de energía.


Eso sí, no nos engañemos, la actitud es importante pero también lo es ser realistas a la hora de marcarnos un objetivo. Y es que si no lo hacemos y nos ponemos metas inalcanzables, ya estamos poniendo un obstáculo a nuestro objetivo, y sin duda, nos llevará a la frustración.


En definitiva, debemos observarnos, seamos sinceros y honestos con nosotros mismos, dónde estoy y qué quiero conseguir ¿Es posible? Si no lo es replanteémonos esa meta. Vamos a ir marcando objetivos a más corto plazo y más pequeños ¿Crees que es posible? ¡Adelante! A medida que vayamos alcanzando estos pequeños hitos nuestro “gran objetivo” estará más cerca.


Como adelantaba, parte de nuestra energía la obtenemos de forma fisiológica pero otro de nuestros suministros de energía proviene de las ganas que le pongamos, en definitiva, de nuestra actitud.




HAY QUE PONERLE CORAZÓN


El runner no es sólo una persona que corre, es una persona que lleva un estilo de vida diferente, que se cuida interna y externamente, y que cumple metas asumibles, aquel que se supera constantemente en la búsqueda de sus límites.


Querer ya es un primer paso, incorporar pasión en lo que hacemos nos proporcionará velocidad de carrera para alcanzar esas metas. En definitiva: hagas lo que hagas, ponle corazón.


Una buena actitud mental puede aportar enormes beneficios para nuestra carrera deportiva y en nuestra vida.



CONTROLA LOS MENSAJES NEGATIVOS


Hay ocasiones en las que ni siquiera somos conscientes de cómo nos boicoteamos y de la cantidad de mensajes negativos que enviamos a nuestra mente constantemente. Reconocer esos pensamientos sería el primer paso. Para ello, les recomiendo llevar un registro de pensamientos.


Detectar mensajes como “¿cómo pude hacerlo tan mal con lo fácil que era?” o “¿qué dirán cuando vean que soy el último?”, “esto es demasiado para mí, abandono” , etc. Estos pensamientos pueden hacer que nuestra mente lo crea y bloquee a nuestro cuerpo. Dicen que nuestra mente no tiene sentido del humor y creerá aquello que le digamos.


Así que ¡vamos a darle un poco de cariño! Para ello, vamos a registrar, como decía, todos esos pensamientos que vienen a nuestra mente.


Es fundamental conocerlos para poder trabajar en ellos. Existen numerosas formas para darnos cuenta de todo esto y poder trabajarlos, por ejemplo podemos escribirlos y al lado de cada una de ellas las frases positivas por las que nos gustaría cambiarlas. O también podríamos llevar un cuadro semanal de nuestros entrenamientos y además anotar nuestras sensaciones y pensamientos valorando la motivación, estado de ánimo capacidad de sufrimiento, etc.


TÉCNICAS PARA CONTROLAR EL ESTRÉS


No dejemos que los grandes enemigos del deportista, el estrés, la tensión y el nerviosismo, nos ganen la batalla.

Para combatirlos tenemos muchas técnicas relajación (respiración, concentración, visualización…). Así diferentes disciplinas como el mindfulness o el yoga, podrían ser un buen complemento para nuestros entrenamientos habituales.




TÉCNICAS DE RESPIRACIÓN


Respiración rítmica 4x4x4x4 : Inhalamos contando cuatro, retenemos contando hasta cuatro, expulsamos el aire y contamos hasta cuatro. Nos relajamos mientras contamos 4 y volvemos a empezar. Podemos realizar este ejercicio tantas veces como queramos/podamos a lo largo del día.


Respiración Proporcional 3×6; 4×8; 5X10; 6X12: Se trata de doblar el tiempo de espiración al de inhalación. Me explico, inhaláremos y contamos 3, exhalamos y contamos 6. Repetimos el ejercicio inhalando y contando 4, y contamos 8 durante la exhalación. Una vez más inhalamos y contamos hasta 5, exhalamos y contamos hasta 10. Por último, repetimos una vez más con la proporción de 6 en la inhalación y 12 durante la exhalación.

¿Has probado los ejercicios de respiración Serene™ de los últimos modelos de Polar?


TÉCNICAS DE ATENCIÓN


Una de estas técnicas consiste en centrar nuestra atención en la respiración, siguiendo con detalle cada inspiración y espiración. Podemos acompañar esta atención con autoinstrucciones del tipo “El aire entra en mis pulmones y siento como éstos van creciendo” “El aire sale de mis pulmones a la vez que toda tensión desaparece de mi cuerpo, cada vez estoy más y más tranquilo”. Cuando finalicemos el ejercicio


TÉCNICAS DE CONCENTRACIÓN


CONCENTRACIÓN CON NÚMEROS: Puedes usar los números como sostén de tu mente.

Por ejemplo, visualizamos en número 1 a la vez que inspiramos, espiramos y visualizamos el 2, así hasta llegar al 10. Una vez lleguemos al número 10 podemos continuar el ejercicio haciéndolo en sentido inverso, es decir, del 10 al 1. Podemos realizar este ejercicio dos veces al día durante un tiempo de 10 minutos.


No solo existen estas técnicas. Hay muchas más. Pruébalas y cuéntanos si funcionan o no.





¡INGRESA AHORA Y HAZLO TUYO, PIEZAS LIMITADAS!

50 vistas0 comentarios