top of page
  • Foto del escritorShoppolar México

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE DESARROLLAR MÚSCULO A MEDIDA QUE ENVEJECEMOS?



Como dijo una vez Bob Marley: “Nunca sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es tu única opción”. Es probable que el pionero del reggae no estuviera hablando de levantar pesas, pero cuando se trata de la vejez, nos vemos obligados a pensar en la pérdida de masa muscular.


Alguna forma de entrenamiento de fuerza para personas mayores es vital para vivir una vida larga, saludable e independiente, pero ¿por qué? Analizamos un estudio reciente y conversamos con personas mayores de 50 años sobre por qué y cómo han hecho que el entrenamiento de fuerza forme parte de su vida diaria. ¡Además, tenemos consejos y ejercicios para que comiences!


¿QUÉ TIENE DE IMPORTANTE EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA DESPUÉS DE LOS 50?



Verse bien y sentirse bien son motivadores fantásticos, pero ¿hay razones más importantes para hacer entrenamiento de fuerza en la edad adulta?


Después de los treinta, todos perdemos gradualmente masa muscular, fuerza y ​​función. Asegurarnos de mantenernos en forma a través de sesiones regulares de entrenamiento de fuerza ayuda en más formas que solo poder levantar cosas pesadas. Nos permite mantener el equilibrio, preservar la densidad ósea y disfrutar de vitalidad e independencia.


Como dice la influencer de más de 50 años Carla Kemp: “Incorporo el entrenamiento de fuerza en mi rutina porque si me caigo, tengo menos posibilidades de lesionarme. Es importante para mí mantenerme activo y saludable mientras envejezco. ¡El entrenamiento de fuerza es una forma que me ayuda a vivir mi mejor vida!”


No es sorprendente entonces que el entrenamiento de fuerza regular en la tercera edad pueda mejorar nuestra capacidad para una vida larga y saludable.


Un estudio reciente publicado en el British Journal of Sports Medicine, examinó datos de casi 100 000 adultos con una edad promedio de 71 años.

El estudio se llevó a cabo a lo largo de casi una década y encontró que aquellos que reportaron hacer entrenamiento cardiovascular y de fuerza con regularidad, tenían un riesgo dramáticamente menor de muerte prematura. Los participantes del estudio que completaron 150 minutos de actividad aeróbica moderada y levantaron pesas al menos una o dos veces por semana, tenían entre un 41 % y un 47 % menos de probabilidades de morir prematuramente por cualquier causa (excepto el cáncer).



¿TODAVÍA PUEDES DESARROLLAR MÚSCULO A ÉSTA EDAD?


Absolutamente. Si bien es posible que no termines con los músculos ondulados de un héroe de acción, igual ganarás algo de tono, como mínimo, y no solo en tus brazos. El entrenamiento de fuerza también debería ayudar a mejorar las piernas, las caderas, la espalda, el pecho, el abdomen y los hombros.


Si anteriormente ha realizado algún tipo de entrenamiento de fuerza, es posible que se sienta inspirado para volver a intentarlo. Pero es importante recordar que así como tu cuerpo ha cambiado, también debería cambiar tu forma de levantar pesas.


“Descubrí que tenía que dejar mi ego en la puerta y prestar mucha más atención a cosas como el tiempo bajo tensión y la hipertrofia en lugar de levantar mucho peso como solía hacerlo”, dice el culturista natural Scott Gaskins .


“Independientemente de la edad, la disciplina y la constancia en el entrenamiento y la dieta son las claves del éxito”.

Hablando de dieta, prestar atención a lo que comes es fundamental para mantenerte en forma después de los 50 años. Asegúrate de incluir muchas proteínas y ácidos grasos Omega 3 en tus comidas. Además, consume una cantidad moderada de carbohidratos y ácidos grasos Omega 6.





ENTRENAMIENTO DE FUERZA PARA PRINCIPIANTES.

Por lo general, cuando pensamos en el entrenamiento de fuerza, pensamos en levantar pesas enormes, pero puedes (y debes) comenzar con algo más simple.


Los ejercicios de peso corporal son una excelente manera de desarrollar fuerza y ​​confianza. Además, se pueden hacer fácilmente en casa sin necesidad de ningún equipo. Comienza con algo simple, como tablas, que ayudarán a desarrollar la fuerza de la parte superior del cuerpo y comprometer los músculos centrales y mejorar el equilibrio. Todos estos elementos serán importantes a medida que progreses en tu entrenamiento.


Una vez que te sientas cómodo con estos ejercicios, puedes agregar más opciones, como estocadas, flexiones y sentadillas . Éstos pueden parecer desafiantes al principio, pero pronto verá mejoras en la fuerza de la parte superior e inferior del cuerpo al hacer estos ejercicios con regularidad. También puedes mezclarlo haciendo otros ejercicios de bajo impacto y ejercicios de movilidad suaves para desarrollar fuerza y ​​flexibilidad.


Cuando te sientas listo para comenzar a levantar pesas, primero realiza un chequeo médico. Esto es importante para cualquier persona mayor de cincuenta años porque necesitas asegurarte de que el corazón, músculos y huesos, estén preparados para el desafío del entrenamiento de fuerza en la tercera edad. Puede haber algo que deba tenerse en cuenta al planificar tu entrenamiento.


Una vez que el médico haya aconsejado, trabajar con un entrenador o entrenador personal es una gran idea para que te sientas cómodo con las pesas. Pueden asesorarte sobre las diferentes opciones, como mancuernas, pesas rusas y barras, y lo más importante, hablarte sobre tu técnica y calentamientos .


También aconsejarán sobre cómo hacer una sobrecarga progresiva, aumentando constantemente el tamaño de tus pesas a medida que te vuelves más fuerte. Esto minimizará el riesgo de lesionarte y maximizará el impacto del entrenamiento.


Si los gimnasios te intimidan, continuar tu entrenamiento de fuerza en casa es fácil. Prueba el peso muerto con una barra de peso medio, los remos renegados con mancuernas y los curls de bíceps con bandas de resistencia . Tus ejercicios de fuerza siempre deben formar parte de un plan de entrenamiento que incluya otras actividades como movilidad y cardio ligero. Prueba Polar FitSpark™ para eliminar las conjeturas de tu entrenamiento. Esta característica proporciona un entrenamiento diario para que coincida con su nivel de condición física, historial de entrenamiento y recuperación.


Recuerda, siempre toma cada entrenamiento lentamente para asegurarse de no lastimarte y prioriza tu sueño todas las noches. Esto no solo significa que estarás renovado y listo para cada día, sino que también es esencial para desarrollar músculo. Entonces, ¡descansa y ve y disfruta de tu nueva fuerza!



Si te gustó esta publicación, no olvides compartirla para que otros también puedan encontrarla.


707 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page