• Shoppolar México

12 SIGNOS PARA IDENTIFICAR ALTERACIONES EN LA GLUCOSA.

Bienvenid@ al Blog #NutriPolar.


El hígado es crucial para el mantenimiento de la homeostasis en los niveles de la glucosa. Éste:

- Produce glucosa durante el ayuno.

- Almacena glucosa postprandialmente.


Sin embargo, estos procesos hepáticos están desregulados en la diabetes mellitus tipo 2 y el desequilibrio contribuye a la hiperglucemia en los estados de ayuno y postprandial.


Pero, ¿Cómo identificar cuándo hay alteraciones en la glucosa?.



A continuación desglosamos 12 signos y síntomas cuando existe glucosa en exceso en sangre.


1. Te hace orinar más


Los riñones tienen que trabajar duro para procesar todo ese azúcar extra en la sangre. Cuando no pueden mantenerse al día, el cuerpo se deshace de él junto con el agua que necesita.




2. Te da sed


Para deshacerse de ese azúcar extra, el cuerpo extrae agua de sus propios tejidos. Debido a que necesita ese líquido para producir energía, transferir nutrientes y deshacerse de los desechos, un interruptor se enciende en el cerebro indicando que se tiene sed.




3. Boca seca


La boca podría secarse y agrietarse en las comisuras a medida que el cuerpo extrae líquido. Menos saliva y más azúcar en la sangre aumentan las probabilidades de infección. Las encías pueden hincharse y crecer manchas blancas en la lengua y dentro de las mejillas (candidiasis oral).




4. Problemas de la piel


El cuerpo toma agua de todas partes para eliminar el exceso de azúcar en sangre.


Eso puede causar piel seca, con picazón y agrietada, especialmente en piernas, codos, pies y manos. Con el tiempo, los niveles altos de glucosa también pueden dañar los nervios. A esto se le llama neuropatía diabética.


Puede hacerte más difícil sentir cortes, heridas o infecciones. Sin tratamiento, pueden convertirse en problemas mayores como la pérdida de un dedo del pie, un pie o parte de la pierna.





5. Problemas de visión


EL cuerpo extrae líquido de los ojos lo que dificulta el enfoque. Los niveles altos de azúcar en sangre pueden dañar los vasos sanguíneos de la parte posterior del ojo (retina). Esto puede causar pérdida de visión a largo plazo e incluso ceguera.




6. Fatiga


Si tienes diabetes, la insulina es una forma de reducir el nivel de azúcar en sangre cuando ésta sube, pero en exceso, se elimina demasiada glucosa y el cuerpo no puede reemplazarla lo suficientemente rápido. Eso te deja cansado.



DESCUBRE LAS PROMOCIONES DE FEBRERO




7. Problemas digestivos


Si el nivel de azúcar en sangre está alto durante demasiado tiempo, puede dañar el nervio vago el cual ayuda a mover los alimentos a través del estómago y los intestinos. Puedes perder peso porque no tienes tanta hambre. Es posible que tenga problemas de reflujo ácido, calambres, vómitos y estreñimiento severo.


8. Latido extraño


Las hormonas que ayudan a elevar el nivel de azúcar en la sangre pueden generar una frecuencia cardíaca alta y hacer que parezca que se salta un latido.



POLAR IGNITE mide y registra la frecuencia cardíaca las 24 horas del día desde la muñeca con máxima precisión.



9. Temblores


La glucosa baja puede alterar el sistema nervioso central que controla cómo se mueve. Cuando eso sucede, el cuerpo libera hormonas, como adrenalina, y ayudar a que los niveles vuelvan a subir. Pero esas mismas sustancias también pueden hacerte temblar las manos u otras partes del cuerpo.



10. Hambriento


El hambre repentina e intensa, incluso después de haber comido, puede ser una señal de que el cuerpo no convierte los alimentos en azúcar en la sangre de la manera correcta.




MUÉVETE AL RITMO DE LOS ENTRENAMIENTOS DIARIOS

No importa el momento, Polar tendrá 4 opciones de entrenamiento diario en función a tu recuperación nocturna, condición física y nivel de entrenamiento.



11. Náuseas


Cuando la concentración de glucosa son muy altos, puede causar un efecto rebote. El nivel de azúcar en sangre rebota de un extremo a otro, confunde el sistema digestivo del cuerpo y hace sentir mal del estómago.


12. Mareos


Las células del cerebro necesitan glucosa para funcionar correctamente. Cuando no tienen suficiente, puedes sentirte cansado, débil y mareado. También con dolor de cabeza.





HAZ LATIR SU CORAZÓN CON POLAR


COMPRAR AQUÍ



Para mayor información y/o plan de alimentación contacta a nuestra nutrióloga: L.N. NORMA BUENROSTRO


Correo: buenrostronh@gmail.com